Seleccionar página

Las garantías se refieren a algo que aporta seguridad, o que en el caso de las finanzas puede afianzar un trámite. Estas aplican cuando se trata de obtener un producto que durará solo un determinado tiempo.

¿Qué son las garantías bancarias?

Estas garantías se refieren a un convenio entre el cliente y la institución financiera. Sse usan para reforzar los acuerdos hechos. Se piden cuando la liquidez del solicitante no es confiable o bien su historial crediticio no es suficiente. Su objetivo es asegurar que podrá solventar un crédito o préstamo.

Tenga en cuenta que para que un préstamo sea autorizado influye mucho un buen historial. Su historial refleja el manejo de buenas finanzas. Aunque por cualquier descuido podría estar en la lista de Veraz.

Dos tipos de garantías

Para dejar más en claro hay dos tipos de garantías que existen, las reales y las personales

Las garantías personales

En estas garantías se comprometen las personas o la empresa de manera amistosa a realizar el pago de la deuda. Tomando en cuenta que la persona que solicita no puede cumplirlo en tiempo y forma. Estas personas pueden ser físicas o jurídicas, es decir, individuos o empresas.

Los avales son las personas que pagarán la deuda en caso de que el solicitante no lo haga. Razón por la que muchas personas terminan con un historial crediticio dañado al aceptar ser la garantía bancaria de otra persona.

Le aconsejamos que por más cercana sea la relación con una persona, no acepte fácilmente ser la garantía personal. Lo importante es que observe los hábitos financieros de la persona, para saber si le traería problemas a sus finanzas. Por otro lado si acepta ser la garantía personal de alguien procure tener un ahorro en caso de que deba tomar cierta responsabilidad.

Las garantías reales

Estas a su vez se subdividen en Hipoteca y Prenda.

La garantía de Hipoteca: Se trata de inmuebles que se encuentren a su nombre. Ejemplos de estos inmuebles son: Una casa, un apartamento, oficinas o bodegas, no es relevante si usted usa o no esos inmuebles sino que estén a su nombre.

La garantía de Prenda: Se refieren a todos los bienes que sean de su propiedad. Desde maquinarias, vehículos, muebles, incluso cuentas de ahorro e inversiones. Todo aquello de donde se pueda obtener dinero.

Antes de recurrir a un préstamo y a su vez a una garantía, revise que cambios puede hacer en su presupuesto para obtener más recursos. Lo normal es recortar gastos innecesarios y reducir gastos variables. Otra opción es buscar la forma de obtener dinero extra, ya sea con trabajos de medio tiempo o bien utilizando alguna actividad en la que sea bueno o bien un hobbie.

Meterse en una deuda que ponga en riesgo sus finanzas es de una de las peores que cosas que puede hacer. Una gran deuda pone en riesgo su patrimonio y el de su familia así como los planes a futuro y su estilo de vida.

Comentarios

comentarios